Blanco, rojo y negro, básicos de esta Navidad


3 ocasiones, 3 vestidos y 3 labiales. ¡Me gusta celebrar!



“Flores… en primavera… vanguardia pura!” (leer en tono irónico pensando en la cara de Miranda Pristley en “El diablo viste de Prada”). Y si, para tod@s es obvio que por estos días, nuestras casas y ciudades se visten de blanco y rojo, con toques de negro y dorado, para celebrar la Navidad; pero yo, hoy no vengo a hablarles de ninguna tendencia o regla de estilo que diga que invite a usarlos específicamente durante estos días; por el contrario, vengo a proponerles la comodidad de estos 3 colores básicos, junto a la idea de usar vestidos largos, para agilizar el hecho de pensar que ponernos en cada uno de los eventos a los que seguro asistiremos y dedicarnos a celebrar!

Empecemos por el vestido negro, para muchas el más fácil de combinar, perfecto para celebraciones en clima templado o frío, sobretodo en la tarde o noche. Si el vestido es de una tela suave y sin brillo, como por ejemplo un algodón, estaremos perfectas, sin importar la formalidad o  informalidad de la ocasión; yo lo usaría para ir a una novena donde mis tíos por ejemplo, junto al collar Llamador de Ángeles, que además es un cascabel; ahhh y que no se me olvide mi labial Rose Gala, es el toque justo de brillo para el día y la noche.




El rojo es mi color favorito, creo que en parte por eso amo todo lo rojo de la Navidad, así que el 24 de diciembre usaría un vestido rojo, si me fuera a quedar en Medellín como anfitriona de la cena familiar en mi casa. Para compensar el drama del rojo, usaría el collar Cherry color que es delicado pero coqueto, lo amo! y un labial como el Natural Tan, que además por estar en la gama de los nudes, es perfecto para repartir besos navideños por todas parte sin dejar muchas mejillas marcadas. Esto es un tip, anoten!

 




Me queda el vestido blanco, que yo usaría por ejemplo para la noche de año nuevo, ya que pienso estar en clima cálido o en la costa, pero además, como el 31 de diciembre cumplo todos los agüeros para la buena suerte, incluídos llevar algo dorado (prosperidad), como por ejemplo unas sandalias de ese color y el brillo de los aretes Glamourosa; y algo rojo (amor), los llamados a besar serán mis labios escarchados con el labial Sparkle Red. ¡Lista para comerme las 12 uvas!




¡Ahora sí, a celebrar! ¡Feliz Navidad y que el Año Nuevo l@s llene de amor, bendiciones y éxitos!

Con cariño, Tati.


Te recomendamos: