Cómo limpiar tus joyas y accesorios en casa?


Te contamos como mantener tus joyas favoritas de la mejor manera



Invertimos en ellas y para muchos son objetos preciados. Las joyas, son aquellos accesorios que nos ayudan a realzar diferentes looks.   

Sin embargo, para que se vean siempre como nuevas, es importante darles un cuidado especial.   

En esta nota te daremos algunos consejos útiles y sencillos para mantener y regresarle el brillo a tus joyas favoritas.  



Joyas de oro



Para limpiar tus joyas de oro necesitas: 

  1. Recipiente
  2. Agua
  3. Bicarbonato de sodio 
  4. Toalla de microfibra o paño para joyería

Coloca un poco de bicarbonato de sodio en el recipiente e incorpora un poco de agua para crear una pasta. Con esa mezcla, frota suavemente tus joyas. Notarás como poco a poco se van eliminando las impurezas.

Enjuaga con abundante agua tibia para retirar cualquier residuo de la mezcla y sécala con una toalla suave o papel absorbente. Por último, frota la pieza con un paño suave de microfibra para darle extra brillo. 

 



Joyas de plata



Para limpiar tus joyas de plata, necesitas lo siguiente:

  1. Recipiente
  2. Cepillo de dientes, de preferencia de cerdas suaves
  3. Jabón líquido, opta por uno que sea neutro
  4. Paño para joyería o de microfibra 

Lo único que debes hacer es llenar el recipiente con un poco de agua tibia y ponerle un par de gotas de jabón líquido.

Remoja el cepillo en la mezcla y empieza a limpiar tus joyas con suaves movimientos circulares. Enjuaga cada pieza y asegúrate que no tenga restos de jabón. Después, seca tu joya con papel absorbente o una toalla y sácale brillo con un paño especial para joyería o de microfibra.



Joyas con piedras, perlas o madera



Si tus joyas tienen piedras, perlas o madera, te sugerimos que evites el contacto de estos con el agua ya que podrían deteriorarse.  



Cuida tus joyas con estos tips



  • Es importante que limpies tus joyas cada cierto tiempo, pero tampoco tan seguido, ya que la limpieza excesiva también puede dañarlas. 
  • Consérvalas o guárdalas en sus propias cajas o en todo caso, utiliza pequeñas bolsas de tela, de esa manera evitarás que se rayen.  
  • Evita que tus joyas tengan contacto con productos que contengan químicos como productos de limpieza, perfumes, alcohol, etc.  



Descúbrelo